Marian y Miguel Angel tuvieron claro desde el principio que querían que fuéramos los fotógrafos de su boda, pues ya habíamos trabajado con varias parejas de su pueblo: Villafranca del Campo. En esa primera cita, también nos contaron que les apetecía que las fotos de...

Ya no queda nada para la boda de Carlos y Paola, ayer nos contaban que ya se estaban empezando a poner un poco nerviosos. De momento, os dejamos algunas fotos de su sesión de preboda en el Pirineo.
Parecía que la sesión de preboda de Sandra y Óscar estuviera gafada: acordamos con ellos hacer las fotos entre almendros durante la floración, encontramos el campo perfecto, teníamos las flores vigiladas y, entonces, empezó a llover. Llovió y llovió durante dos semanas y nuestro campo se quedó sin flores.
Cuando Bea y Rubén nos dijeron que querían hacer la sesión de preboda en el Pirineo, pensamos: "¡Ah, qué bien! ¡Una sesión en el Pirineo!" Y es que subir a la montaña siempre es gratificante. Lo que ni se nos había pasado por la cabeza es que nos fueran a proponer ir a Jánovas, un pueblecito cuyas casas y tierras fueron expropiadas en los años 60 del siglo XX para la construcción de un embalse que nunca llegó a realizarse.
Marta y Víctor son una pareja encantadora, muy dulces y tiernos; pero también exigentes y con las ideas muy claras. Querían una sesión de preboda en el Casco Histórico de Zaragoza y no querían que las fotos se alargaran excesivamente porque no les gustan (o mejor dicho, no les gustaban demasiado las cámaras). Esperábamos que estuvieran nerviosos o que no acabaran de relajarse del todo; pero ¡vaya sorpresa nos llevamos! Posaron con muchísima naturalidad, se prodigaron besos y mimos durante toda la sesión, estuvieron tranquilísimos y, al acabar, nos dijeron que se lo habían pasado genial.